Los lugares donde la arena forma grandes dunas se denominan «erg», y en Marruecos existen sólo dos: Erg Chebbi y Erg Chigaga. Estos son los paisajes más buscados por los viajeros, pero también los más alejados de las principales ciudades de Marruecos, por lo que se requieren varios días para visitarlos pero ¡merecen mucho la pena conocerlas!

La mejor opción es ir con un conductor privado, ya que viajarás en un todoterreno que puede meterse por pistas menos transitadas que la carretera principal. Esto te permitirá conocer lugares a los que no llega la mayoría, encontrarte con nómadas o superar cualquier obstáculo sin dificultad.

Viajar acompañado de alguien local siempre es un importante ya que te contará lo que quieras sobre sus hábitos y cultura, además de llevarte a los lugares más interesantes y conocer los sitios de primera mano por un local.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.